Tras el interesante reportaje sobre el estado del BIM en Norteamérica en 2012, la primera pregunta como usuario de BIM es, ¿y en España, cómo están las cosas?.

En Estados Unidos, según se indica en la encuesta de McGraw-Hill Construction, se ha producido un radical aumento que no se ha producido en Europa. Del 28% de usuarios al comienzo del 2008, por debajo de Europa, ha pasado a un impresionante 71% de arquitectos, ingenieros, contratistas y propietarios que han adoptado BIM para sus proyectos, y además, como se muestra en la siguiente figura, con un importante nivel de compromiso.

bim-USA

bim-USA2

No tengo datos de España, se van conociendo estudios que comienzan a utilizarlo en proyectos, y las ingenierías más importantes lo incluyen dentro de sus equipos, especialmente las que tienen una visión más internacional, aunque dudo que lleguemos a un 10%.

Posteriormente, leí un interesante post del blog  “Building Information Management, del que soy asiduo lector. Con el comienzo The Emperor is still Naked!“, se entiende que a pesar de la histeria de la utilización del nombre BIM, cree que menos de un 5% realmente utilice BIM como el gestor de datos del ciclo de vida del edificio en un modelo digital.

big-data-bim1

Estamos viendo como modelos 3D que llamamos  BIM comienzan a tener gran cantidad de datos, pero los  infrautilizamos claramente. Ni siquiera unificamos, exceptuando mínimos casos, las diferentes disciplinas del proyecto, … como para integrar a todos los agentes de la edificación en el ciclo completo de la construcción (en el post se hace referencia al concepto Big Data).

Creo en la necesidad de involucrarse en temas como la gestión del el ciclo de vida, metodologías tipo IPD (Integrated Proyect Delivery o PIM+BIM) [discusión en colectivo BIM]. Pero esto es absolutamente imposible sin un cambio radical en el entendimiento de las actuales relaciones de todos los actores en la construcción española.

Advertisements